Nuestra Opinión
Opinión
Ayuntamientos

Contacto
Contacto
diciembre 2019
L M X J V S D
« may    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

¡TU TE CALLAS!

En la sesión del Pleno ordinario del mes de Diciembre de 2014, celebrada en el Ayuntamiento de Corvera, cuando se debatía la petición de dos policías municipales, que solicitaron poder dedicar su tiempo libre, fuera de su jornada laboral, al ejercicio libre de la abogacía, petición que les fue denegada, asistimos por enésima vez, a una demostración burda de ejercicio de fascismo y sectarismo político por parte de nuestro “neo-fuhrer”.
Tras la intervención de la portavoz de USPC, en defensa del derecho de los policías municipales, a disponer de su tiempo libre, fuera de su jornada laboral, y de sus obligaciones laborales con el Ayuntamiento, en la forma que deseen, el alcalde, Iván Fernández, sin venir a cuento, sin tener ninguna relación con el asunto que se estaba debatiendo, se dirigió a nuestra portavoz en términos agresivos, como es habitual en él, peyorativos y despectivos, y entrometiéndose en la vida privada de la misma, vertiendo manifestaciones tales como que había suspendido en una oposición, para una plaza de auxiliar administrativo, a la que se había presentado.
Es intolerable que en una democracia que se supone madura se produzcan casi a diario, tales desvaríos totalitarios.
Amparándose en la impunidad que le concede un ejercicio mal entendido de la autoridad, patea sin pudor y hasta la nausea, todos los principios mas elementales, no ya de la política, sino de la vida misma: El respeto al adversario, el derecho a ejercer libremente la opinión, la defensa de los derechos de aquellos ciudadanos a los que se representa, la discrepancia, la pluralidad.
Manejando el ROF, (Reglamento de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales), como martillo de herejes, negando palabras, alterando turnos, sirviéndose de la ventaja que por mor del orden le concede el Reglamento, para reírse, ningunear, insultar en la mas sangrante impunidad, con chulería, sabiéndose dueño de la cosa, con la certeza de que a él, no le llega el brazo de la justicia, protegido por el diseño clientelar de la administración, fruto de tantos años de nepotismo.
Cualquiera que quiera aprender como no se debe actuar en democracia, solo tiene que acercarse al Ayuntamiento de Corvera y asistir a uno de sus plenos.
Este pequeño “fuhrer”, que no tiene otro merito que el de tener el carnet del PSOE, desde la adolescencia, y que ha hecho de la política su medio de vida, que nunca ha suspendido una oposición, porque a ninguna se presentó, se permite el lujo de denigrar públicamente al adversario político, y reprobar su supuesta ignorancia, solo por atreverse a defender los derechos de dos policías municipales, ante lo que parece otra de las múltiples arbitrariedades de este gobierno municipal de Corvera.
Este alcalde, ha construido a su alrededor una atmósfera toxica, irrespirable y reparte mascarillas protectoras a sus fieles. Al resto de herejes los condena a la asfixia, al olvido o directamente a la aniquilación.
Esa es su democracia, la que aprende en los cursos de verano del PSOE. Parece que su mensaje es… ¿Quieres compatibilidad, quieres vida?;. ¡Apúntate al PSOE!
Pero, claro, ¿Quiénes somos nosotros? pequeños, insignificantes e ignorantes entes, incapaces de aprobar una oposición de auxiliares administrativos.
Como se nos ocurre poner en duda su recto proceder.
Él, que todo lo consiguió a base de ¿esfuerzos, oposiciones, lucha personal?
El, cuyo único mérito laboral, ha sido el de haber tenido trabajo, solo por designaciones digitales, con empleos en chiringuitos, siempre bajo el manto protector del poder factico, del partido en el que está apuntado.
Esta claro el asunto, cualquier trabajador del Ayuntamiento de Corvera, que quiera que se le trate con justicia y equidad, tiene que pasar por el filtro purificador de la ideología de este personaje, demostrar lealtad al partido y a su líder, o peregrinar al despacho particular del que en realidad manda, que con su celo y actitud de servicio a la cosa, sacrifica su intimidad por el bien del sueldo que tanto ama. Así estamos……. ¿Nos lo merecemos?

Corvera, 5 de Enero de 2015

Miguel Ángel Bernardo Martín.
Secretario General de USPC

Categorías