Nuestra Opinión
Opinión
Ayuntamientos

Contacto
Contacto
enero 2023
L M X J V S D
« may    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

EL REPORTER TRIBULETE Y LA PRENSA DEL MOVIMIENTO.

EL REPORTER TRIBULETE Y LA PRENSA DEL MOVIMIENTO.

Parece que fue ayer, Franco pasaba a mejor vida y a los que éramos jóvenes entonces y nos habíamos educado en el lnformaciones y el Cambio 16, se nos abrían perspectivas apasionantes, la transición política, la apertura, la democracia y una, suponíamos, información libre y veraz, pero, la prensa no cambia, solo los nombres. Tradicionalmente se le ha concedido a la prensa el mérito de contribuir a los cambios políticos y sociales, un papel didáctico en hábitos culturales y de la propia vida, la lucha por la verdad y cierto control de los poderes públicos.

Pero la realidad es, que salvo contadísimas excepciones, pasan a ser meros aparatos de propaganda del poder establecido.

Hay muchos e ilustrativos ejemplos, grupos editoriales alineados y comprometidos sin rubor, con opciones políticas definidas, bien la izquierda o la derecha, todos conocemos como paradigmático el devenir del grupo Prisa y su matrimonio con el partido Socialista, y el mismo caso con el ABC y la derechona monárquica. Pero aquí en Asturias se alcanzan cotas de manipulación y servilismo que mueven a la indignación; podríamos mostrar ejemplos múltiples de utilización de titulares tendenciosos, de como con la misma noticia, se pueden dar versiones distintas según afecten o no al que concede la subvención.

Un sin número de Reporteros Tribuletes repartidos por nuestra Autonomía, gran parte de ellos analfabetos funcionales, que cada día ensucian y emponzoñan nuestra convivencia con sus mentiras, o sus verdades a medias, con sus titulares alarmistas, engañosos, que no tienen que nada que ver con la letra chica.

No contrastan ni una sola noticia, tocan de oído, y publican lo que les mandan, sin mas, sin el mas mínimo respeto a la verdad, al honor y dignidad de las personas, o al interés común.

Toda esta jarca de plumillas psudoprogres, que deteriora el paisaje y el idioma, precisa de una reeducación urgente.

Quizás a nivel universitario deberían cuestionarse los contenidos en nuestra Facultades, revisar qué se enseña y qué se ignora, para dar otro talante, otra actitud y mas aptitud. Enseñar a nuestros futuros periodistas, que a pesar de la subjetividad con que cada uno de nosotros mira hacia el mundo, por encima de todo debe primar el respeto a la verdad en toda su dimensión, como un servicio a la comunidad.

Deja un comentario

Categorías